Jardines de Luxemburgo

Los Jardines de Luxemburgo son uno de los espacios verdes más destacados de París. Lo son por su palacio, sede del Senado de Francia e, igualmente, por su cuidada vegetación y múltiples esculturas. Entre las esculturas, se encuentra una de las cuatro réplicas de la Estatua de la Libertad que hay en París.

Origen de los jardines y el palacio

Los Jardines de Luxemburgo, al igual que sucedió con el de Tullerías, tienen su origen en la construcción de un palacio rodeado de zona ajardinada.

En este caso, fue mandado construir por María de Médici al estilo de los grandes palacios y jardines italianos.

Como ejemplo de un estilo similar, encontramos el Palacio Pitti y el Jardín de Boboli en Florencia.

Los inicios de estos jardines parisinos datan de 1.612. Con el paso de los años, el recinto fue ampliando terreno a través de diversas adquisiciones y llegó a tener sus máximas proporciones en 1.792.

Remodelación en el siglo XIX

En la segunda mitad del siglo XIX, el barón Haussmann llevó a cabo un plan de remodelación de la ciudad de París. Esto, conllevó arrasar parte de los Jardines de Luxemburgo para la construcción de nuevas avenidas.

De esta acción de Haussmann, se salvó la conocida como Fuente de María Médici (originalmente llamada Gruta de Luxemburgo). Ello fue gracias al traslado, piedra a piedra, de la fuente desde su emplazamiento original hasta su ubicación hoy en día.

En la actual extensión de los jardines, puedes seguir disfrutando de sus grupos escultóricos, los únicos que quedan de la construcción inicial. 

Diversos usos históricos

En el palacio de Luxemburgo, se encuentra actualmente la sede del Senado de Francia. Esta institución, junto a la Asamblea Nacional, tiene el poder legislativo en el país galo. Como curiosidad, decirte que su nombre originario, de 1.795, fue el de «Consejo de Ancianos».

El edificio, a lo largo de los siglos, tuvo también otros usos. Como, por ejemplo, de prisión durante la Revolución Francesa.

O como cuartel militar de la aviación nazi durante la Segunda Guerra Mundial, época en la que se construyó un búnker en los jardines.

El parque en la actualidad

Hoy en día, en este parque puedes encontrar opciones interesantes si visitas París con niños. Entre ellas, zonas de juegos y columpios, tiovivo, teatro de guiñoles y espacios donde los más pequeños pueden dar paseos en poni o burro.

Por otro lado, es habitual encontrar actuaciones gratuitas en su kiosko de música.

También, puedes optar por pasear observando sus 106 estatuas y su estanque de gran tamaño. Entre las esculturas, ya he mencionado las de la Estatua de la Libertad y las de la Fuente de María Médici. Destacan también otras, como una serie dedicada a reinas francesas.

Además, puedes descubrir alguna exposición temporal, generalmente fotográfica o escultórica.

Si te apetece hacer algo definitivamente distinto en París, aquí puedes recibir una clase de apicultura. O acudir, sin coste económico, a la escuela de horticultura.

Por otro lado, si te gustan las flores, visita sus invernaderos. Podrás ver en ellos más de 10.000 orquídeas junto a rosaledas y flores de múltiples rincones del mundo.

 

Los jardines y el deporte

Si eres más de deportes, sus canchas de tenis y baloncesto pueden ser de tu agrado. Artes marciales, también se practican aquí. Para los más relajados, ajedrez y petanca tienen igualmente su espacio.

¿Sabes qué es el juego de palma? Se trata del antecesor de los deportes de raqueta como el tenis. Si quieres ver cómo se juega a este ancestral deporte, acude a la cancha que tienen para practicarlo. Quizá, encuentres a alguien jugando una partida. El primer domingo de septiembre, por ejemplo, tienes aquí las finales del Campeonato de Francia.

En la cultura popular

Estos jardines han estado a lo largo de su historia muy ligados a la literatura. Así, «Los Miserables» de Victor Hugo, «Santuario» de William Faulkner o «Las palabras» de Jean-Paul Sartre, han ambientado alguno de sus capítulos en ellos.

En cine, destacar «Los tres mosqueteros» con Gene Kelly o «El inquilino» de Roman Polanski. Pintores como Van Gogh o Rousseau también usaron rincones del parque como inspiración para sus obras.

 

¿Por qué Jardines de Luxemburgo?

Si te preguntas qué tiene que ver Luxemburgo en toda esta historia para darle nombre al recinto, aquí tienes la respuesta. Se llama así porque, una parte de los terrenos originales, lo ocupaba un palacete del Duque de Piney-Luxemburgo.

DÓNDE ESTÁ

Rue de Médicis – Rue de Vaugirard
75006, Paris

}

HORARIO

Entre abril y octubre de 07:30 a puesta de sol

Entre noviembre y marzo de 08:00 a puesta de sol

f

CÓMO LLEGAR

Metro: Odeón (líneas 4 y 10)

RER: Luxembourg (línea B)

Bus: 21, 27, 38, 58, 82, 83, 84, 85 y 89

MAPA