Petit Palais

El Petit Palais es un edificio construido con motivo de la Exposición Universal de París de 1.900. Actualmente, alberga el Museo de Bellas Artes de la capital francesa. Tanto la colección permanente, como la propia construcción y sus detalles arquitectónicos, merecen una visita.

Construcción del Petit Palais

La construcción del Petit Palais se llevó a cabo con motivo de la Exposición Universal de París de 1.900.

Su arquitecto fue Charles-Louis Girault. Además, Girault también fue el director del grupo de cuatro arquitectos que construyó el Grand Palais con motivo de la misma Exposición Universal.

Las obras se prolongaron de octubre de 1.897 a abril de 1.900, mismo mes en el que empezó el evento. Por ello, el palacio llegó a finalizarse de forma muy ajustada para la inauguración.

El mismo arquitecto usó parte de su diseño en este Petit Palais para otro de los edificios que proyectó a lo largo de su carrera. Fue el Museo Real de África Central en Tervuren (Bélgica).

Y también sirvió de fuente de inspiración para otros. Como en la edificación del Teatro de la Ópera de Saigón, ubicado en Ho Chi Minh (Vietnam). El mismo, reproduce ciertos detalles de este Pequeño Palacio por orden de su arquitecto, Félix Olivier.

Para darle un uso permanente tras la exhibición para la que fue creado, el recinto se reconvirtió a museo en 1.902.

 

Qué ver en el Petit Palais

Cuenta con una colección permanente que ha ido creciendo con el paso de las décadas a través de diversas donaciones y compras.

Así, se pueden ver allí cuadros de Rembrandt, Rubens, Cézanne, Degas, Delacroix, Ingres, Manet, Monet y Courbet. También, de Pissarro, Renoir o Toulouse-Lautrec entre otros destacados artistas flamencos y franceses.

Completan las obras más importantes del Petit Palais esculturas de referentes como Rodin y Puget. Y grabados y dibujos de artistas como Alberto Durero y Anthony van Dyck.

Las artes decorativas también tienen su espacio entre pintura, escultura y artes gráficas. Así, se pueden ver joyas o cerámicas de interés.

 

Arquitectura del edificio

Su fachada simétrica llama la atención: con casi 150 metros de largo, cuenta con un pórtico monumental que se remata con una cúpula.

La misma parte frontal del edificio alberga igualmente varios grupos escultóricos. Los hay que representan las cuatro estaciones, otros la ciudad de París protegiendo las artes y, también, del río Sena con sus afluentes.

Más allá de las exposiciones y su interesante aspecto exterior, destaca la decoración en sí del propio interior del Petit Palais. Hasta el punto, de resultar una atracción más en sí misma en la capital francesa.

Esto es debido a los murales decorativos, esculturas y detalles que se le añadieron durante más de dos décadas, de 1.903 a 1.925. Los mismos, dotan de un aire palaciego señorial al conjunto, especialmente cuidado en las zonas de mayor afluencia de visitantes. Por ejemplo, en los vestíbulos de entrada, la escalera bajo la cúpula o las galerías de exhibición principales.

Y, además de todo lo anterior, fíjate en los detalles de hierro forjado de las escaleras, las vidrieras policromadas, sus mosaicos italianos… ¡Que las exhibiciones no te despisten y te pierdas todo lo que ofrece el edificio!

No te vayas tampoco sin asomar la cabeza a su patio ajardinado. Es uno de esos rincones donde puedes olvidarte del ajetreo de París. En él, podrás descansar un rato antes de dirigirte a otros puntos de interés de la capital francesa.

 

Un paseo por la historia del arte

De enero de 2.001 a junio de 2.005, se cerró el edificio para acometer una renovación que separaría en dos espacios el palacio. Se dejó uno para exposiciones temporales y otro para la permanente.

En esa última reforma, se amplió el espacio de exposiciones y se ideó que las obras de la exposición permanente se exhibieran para poder verse de forma cronológica.

De esta forma, en el Petit Palais, puedes dar un paseo desde la Antigüedad hasta el principio del siglo XX. Verás la evolución de las técnicas artísticas empleadas en cada etapa. Y, también, cómo los hechos históricos que acontecían en cada época, tomaron protagonismo en el arte siglo a siglo.

DÓNDE ESTÁ

Avenue Winston Churchill
75008, Paris

}

HORARIO

De martes a domingo de 10:00 a 18:00

Los viernes abre hasta las 21:00 durante las exposiciones temporales

Cerrado todos los lunes del año y días festivos

f

CÓMO LLEGAR

Metro: Champs-Élysées – Clemenceau

RER: Invalides

Bus: 28, 42, 72, 73, 83 y 93

PRECIO

Gratis para todos la exposición permanente

Tarifa general en exposiciones temporales de 10 a 11 euros

Tarifa reducida en exposiciones temporales de 7 a 8 euros

Entrada gratuita a exposiciones temporales para menores de 18 años

MAPA