La Madeleine

La Madeleine es una iglesia de París que, en su fachada exterior, se asemeja a los templos griegos o romanos de la Edad Antigua. Está dedicada a María Magdalena.

La Madeleine es una iglesia católica. Constituye uno de los grandes referentes del neoclásico en París. La originalidad de su estructura como espacio dedicado al catolicismo, viene dada por su arquitectura, mucho más propia de un templo romano.

La construcción se inspira, según algunos, en la Maison Carrée, templo romano, de más de 2.000 años de antigüedad, ubicado en Nimes (Francia).

Otros, piensan que se basa en el Templo de Zeus Olímpico o en el Partenón, ambos en Atenas (Grecia). En cualquier caso, esta edificación parisina, es mucho más moderna.

Construcción de La Madeleine

Su accidentada construcción, comenzó en 1.764 bajo las órdenes de Pierre Contant d’Ivry. Tras su muerte, en 1.777, le sucedió Guillaume Couture, que cambió el proyecto inicial. Pero llegó la Revolución Francesa y las obras sufrieron otro parón de 15 años.

Estamos ya en 1.806 y Napoleón Bonaparte decide desechar la mayor parte de lo construido. Y, además, cambiar la finalidad del espacio, que ya no sería iglesia, sino un Templo a la Gloria del Gran Ejército.

Como se dio la circunstancia de que Couture falleció en 1.791, Pierre Alexandre Vignon fue el encargado en esta ocasión de intentar acabar el templo. Y lo hizo gracias a que Napoleón anuló el concurso que ganó el arquitecto Stephen Beaumont. Pero, ¿por qué desautorizó Bonaparte el concurso de adjudicación de la obra? Muy sencillo: el proyecto de Vignon se asemejaba más a la idea que el propio Napoleón tenía de lo que debía que ser la construcción.

Así, en 1.811, se demuele lo avanzado por Couture dos décadas atrás y Vignon empieza su creación hasta la caída del imperio napoleónico. Con la Restauración, sigue a cargo de las obras, pero le piden que cambie el rumbo de La Madeleine a edificio católico. Esto es algo que comienza a llevar a cabo hasta que, en 1.828, fallece.

Huvée será quien, por fin, culmine las obras del templo. En esta última fase, se le añadieron muchos detalles que, hoy en día, son referentes del mismo. Henri Lemaire se encargó del destacado frontón con sus esculturas de El juicio final, una de las piezas que más llama la atención. Otro punto de interés, son sus 52 columnas corintias, de 20 metros de altura cada una.

Más escultores y pintores completaron la decoración interior en estilo barroco, las puertas de bronce… para finalmente ser terminada en 1.842.

 

Inauguración y usos

El 9 de octubre de 1.845, se consagró por el arzobispo de París como iglesia católica. Habían pasado 8 décadas desde el proyecto inicial. Y, finalmente, el edificio destinado a ser iglesia conseguía serlo, tras la inestabilidad política de Francia de las décadas previas.

Esta construcción fue usada en distintos momentos como iglesia y como templo en honor a la Armada Francesa. Pero, otros múltiples proyectos fueron desechados cuando no sabían muy bien qué hacer con el recinto.

Se propuso usarlo para sede de la Convención Nacional, de la Biblioteca Nacional, la Bolsa de Valores o el Tribunal de Comercio. También como central del Banco de Francia, convertirlo en un salón de baile, un mercado, una estación de ferrocarril o la Ópera de París.

 

Funerales célebres

Aquí, se oficiaron los funerales de personalidades enterradas en el conocido cementerio Père Lachaise como el compositor Chopin o la cantante Édith Piaf. También, tuvieron aquí sus exequias el compositor Offenbach, la cantante, actriz y bailarina Joséphine Baker y otra intérprete famosa como fue Marlene Dietrich.

 

La Madeleine y la música

Su órgano es otro de los elementos destacados de esta iglesia. Se construyó inicialmente por Aristide Cavaillé-Coll, en 1.848. Ha sufrido, desde entonces, diversas transformaciones para mantenerse como uno de los más importantes de París.

No es raro encontrarse en las visitas con este órgano en funcionamiento. Y es que, son numerosos los programas de conciertos que ofrece esta iglesia en cualquier época del año.

Si tienes interés, los domingos a las 16:00 suelen hacerlos, de forma gratuita, dentro de los llamados «Domingos musicales de la Madeleine».

Otros aspectos de interés

Otro punto de atención es su mosaico de estilo neo-bizantino, de Charles-Joseph Lameire.

La vista desde las escalinatas exteriores, también es digna de echar un vistazo. Si te ubicas allí, a tus pies se extenderá la Rue Royale. Y rematarás la vista con el Obelisco de Luxor, en la Plaza de la Concordia.

Volviendo al interior de La Madeleine, el altar mayor, tiene una escultura de María Magdalena obra de Marochetti.

La cúpula superior, representa en un fresco «La Gloria del Cristianismo». En él, aparece Napoleón Bonaparte, con su traje de coronación, junto a Jesucristo, los apóstoles, María Magdalena y otros personajes relevantes del cristianismo.

Como curiosidad, las criptas de la iglesia albergan el restaurante «Foyer de la Madeleine», donde se sirve comida casera sin grandes pretensiones.

DÓNDE ESTÁ

Place de la Madeleine
75008, Paris

}

HORARIO

De 09:30 a 19:00

Abre todos los días del año

f

CÓMO LLEGAR

Metro: Madeleine (líneas 8, 12 y 14)

RER: Auber

Bus: 24, 42, 43, 52, 84 y 94

PRECIO

Entrada libre

MAPA