Monumentos de París

Algunos de los monumentos de París, como la Torre Eiffel, la Catedral de Notre Dame o el Arco del Triunfo, son símbolos de Francia. Y muy conocidos en todo el mundo.

Aquí tienes una selección de los lugares de interés y monumentos de París más importantes y populares. Además, la gran mayoría de ellos, están incluidos en el precio de la Paris Pass. Por ejemplo, las torres de Notre Dame, Versalles, el Arco del Triunfo, el Panthéon, la Sainte Chapelle o la Ópera Garnier. Por ello, si quieres visitarlos, te recomiendo esta tarjeta turística, la más completa de la capital francesa si vas a París de turismo:

Torre Eiffel

Emblema de París y de toda Francia, este monumento domina el cielo parisino con sus 325 metros de altura. Construida como estructura temporal para la exposición Universal de 1.889, se ha convertido en eterna.

Notre Dame

La Catedral de Notre Dame de París es el templo religioso más famoso de Francia. A su alto valor arquitectónico, hay que unir el histórico, pues aquí se han dado hechos como la coronación de Napoleón Bonaparte.

Arco del Triunfo

Mandado levantar por Napoleón Bonaparte, es el arco del triunfo más célebre de los que hay en el mundo. En su interior, cuenta con una exposición sobre su construcción. Del exterior, destacan sus conjuntos escultóricos.

Palacio de Versalles

Mandado construir por Luis XIV, es uno de los conjuntos palaciegos más impresionantes del planeta. Muchos son los puntos de interés que ver en el complejo: los aposentos reales, la Galería de los Espejos, sus enormes jardines…

Sacre Coeur

Esta basílica está ubicada en lo alto de la colina de Montmartre. Esto, la dota de una de las mejores vistas del atardecer parisino desde sus escalinatas. La roca de travertino con la que se construyó le da su característico color blanco.

Sainte Chapelle

La Santa Capilla se construyó en el siglo XIII para albergar grandes reliquias de la cristiandad. Hoy en día, el protagonismo es de sus impresionantes vidrieras de 15 metros de altura que la convierten en un espectáculo de luz y color.

Pantheon

En este monumento se encuentran las tumbas de personajes destacados, por diversos motivos, en la historia de Francia. Entre ellos: Marie Curie, Victor Hugo, Voltaire, Alejandro Dumas, Louis Braille, Émile Zola o Rousseau.

Catacumbas en París

Los túneles subterráneos que albergan los restos mortales de más de 6 millones de personas en las profundidades de París, son conocidos como las catacumbas. De sus 300 kilómetros de extensión, hay un tramo visitable.

Ópera Garnier

Aquí puedes asistir a importantes representaciones artísticas. Además, el edificio neobarroco de la Ópera Garnier es, en sí mismo, uno de los monumentos parisinos que más sobresalen por su gran belleza arquitectónica.

Plaza de la Concordia

A uno de los extremos de los Campos Elíseos, encontrarás esta plaza, la más grande de París. El Obelisco de Lúxor y las fuentes a cada lado del mismo toman protagonismo en un lugar lleno de historia y curiosidades.

Saint Denis

Uno de los templos religiosos donde se inició el estilo gótico. En él, se encuentran buena parte de los mausoleos de la realeza francesa. Algunos muy destacados como los de Francisco I, Enrique II, Ana de Bretaña o Luis XII.

Los Inválidos

En el Palacio Nacional de los Inválidos puedes encontrar varios museos y monumentos nacionales de Francia. Entre ellos, el Museo del Ejército, con una enorme colección de armas y armaduras, así como la tumba de Napoleón Bonaparte.

La Madeleine

Esta iglesia parisina, se distingue por su apariencia exterior, que recuerda a los templos griegos y romanos de la Edad Antigua. En su interior, encontrarás también destacados elementos de estilo barroco y obras de arte de interés.

Grand Palais

Fue edificado para la Exposición Universal de París del año 1.900. Actualmente, es frecuente ver aquí algunas de las exposiciones temporales más destacadas de Francia. Es, por tanto, una buena combinación de ocio y cultura.

Palais Royal

Este edificio fue residencia del Cardenal Richelieu, así como de Ana de Austria o un joven Luis XIV. Actualmente, es sede, entre otras funciones, del Consejo de Estado de Francia, el Ministerio de Cultura y parte de la Biblioteca Nacional.

Moulin Rouge

El cabaret más famoso del mundo se ha ganado, desde su creación en 1.889, la consideración de monumento de París. Aquí han actuado Édith Piaf, Liza Minelli, Ginger Rogers, Frank Sinatra, Dean Martin o Elton John.

Puente Alejandro III

Este bonito puente, fue construido para la Exposición Universal de 1.900. Destaca, entre los que atraviesan el río Sena a su paso por París, gracias a sus conjuntos de esculturas, elementos decorativos y candelabros de bronce.

Hôtel de Ville

El Ayuntamiento de París tiene su sede en este edificio que es la casa consistorial más grande de Europa. La construcción actual data de 1.882, y se inspira en la anterior sede que, en el mismo lugar, se destruyó en un incendio en 1.871.

Conciergerie

A lo largo de los tiempos, este edificio monumental ha sido utilizado para usos muy variados. Fue Palacio Real de París, entre los siglos X y XIV, o cárcel en la Revolución Francesa. Su prisionera más ilustre fue María Antonieta.

Petit Palais

Fue construido por Charles-Louis Girault para la Exposición Universal de 1.900. Alberga el Museo de Bellas Artes de París. Ya el edificio en sí, supone un monumento digno de visitar, más allá de su interesante exposición permanente.

Mercado de las Pulgas

Este monumental mercado de antigüedades y elementos vintage tiene objetos para casi todos los gustos. Más de 1.700 puestos se distribuyen en 13 zonas con distintas temáticas y estilos. Para curiosos y cazadores de gangas.

Cementerio Perè Lachaise

Uno de los cementerios más conocidos y visitados del mundo. En él, celebridades como Chopin, Balzac, Maria Callas, Delacroix, Molière, Jim Morrison, Édith Piaf, Oscar Wilde o Marcel Proust, decidieron ser enterrados.

Saint Germain Des Prés

Se trata del templo religioso más antiguo de la capital de Francia. Su nave constituye una importante representación de arte románico en París. Y eso, pese a sufrir durante siglos derrumbamientos, saqueos y hasta explosiones.